Noticias

Podrían reducir la frecuencia de los trenes de TBA por el PUREE
01/11/2007

Pese a que los dos conviven bajo el mismo techo del Ministerio de Planificación Federal, los secretarios de Transporte, Ricardo Jaime, y de Energía, Daniel Cameron, no logran ponerse de acuerdo sobre el costo de la energía que consume Trenes de Buenos Aires (TBA).

Y, mientras eso suceda, la empresa concesionaria de los ramales Sarmiento y Mitre informó que la situación podría derivar en una merma de frecuencias. El conflicto viene de hace tiempo. Mediante varias resoluciones de la Secretaría de Energía, el Gobierno puso en marcha ciertas penalidades para los usuarios que consuman más energía que la que utilizaban en 2004. Es decir, toda la electricidad que se entregue por encima de la provisión de 2004 se paga a valores mucho más altos.

Según fuentes de la empresa, la penalidad por el llamado Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica (Puree) implicó a la compañía sobrecostos por alrededor de ocho millones de pesos. "Sólo en septiembre se pagaron más de 600.000 pesos por multas eléctricas. Curiosamente, las multas que pagan las empresas ferroviarias van a parar, en su mayor parte, a las distribuidoras eléctricas y el Gobierno autorizó a estas empresas a cobrarse un ajuste del 10 por ciento del fondo que concentra las penalidades del Puree", dijo la empresa, mediante un comunicado.

Según dejaron trascender ayer en la concesionaria, la incidencia del precio de la electricidad en TBA es muy alta. "La verdad es que son mayores costos de explotación y esto debería estar contemplado con mayores subsidios", dijo un vocero de la empresa.

Nada hace suponer que, por una cuestión de costos, la compañía decida finalmente disminuir la frecuencia de algunos de sus servicios.

Tensión

En la empresa argumentan que si la decisión fuese mantener el consumo que tenían los ramales en 2005, entonces tendría que dejar de correr el 15% de los trenes, algo que podría complicar la situación de continua tensión en la que conviven los usuarios con la empresa. Fuentes oficiales confiaron anoche a LA NACION que la cuestión no llegará al punto de que se disminuya la frecuencia.

"Hay gente trabajando en una solución que supongo que será excluir estos servicios públicos de las penalidades del Puree", dijeron cerca del despacho de Jaime.

El Puree fue puesto en marcha el 1° de junio de 2004. En un principio, el plan establecía un aumento en las tarifas de electricidad para quienes no ahorraran al menos 5% si consumen bimestralmente más de 600 kW/h. Los premios y castigos del plan de uso racional de la energía eléctrica abarcaban a aquellos usuarios de las áreas abastecidas por Edenor, Edesur y Edelap.

En una carta remitida por la empresa a Jaime, los directivos de TBA consideran que "la aplicación de multas y penalidades por no ahorrar energía incrementa de manera importante los valores facturados en concepto del consumo eléctrico".

 

Fuente: La Nación

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.