Noticias

El Gobierno allana el camino a nuevas centrales energéticas
22/10/2007

Con una demanda de electricidad que se incrementa mucho más rápido que la instalación de nuevas usinas, el Gobierno lanzó durante las últimas dos semanas una serie de medidas tendientes a acelerar los desembolsos en el área. A través de resoluciones emitidas por la Secretaría de Energía, que conduce Daniel Cameron, la administración K abrió la posibilidad de incluir a los proyectos de generación dentro del régimen de importación de bienes de grandes proyectos, siempre que sean declarados iniciativas críticas por esa cartera. Eso les permitirá a las nuevas centrales energéticas pagar menos impuestos por la compra de equipos en el exterior, que constituye una de las etapas más onerosas de esos emprendimientos. Por caso, las turbinas de centrales térmicas son producidas por un puñado de proveedores internacionales, como la alemana Siemens, la japonesa Mitsubishi, la francesa Alstom y la norteamericana General Electric. Por eso, los proyectos locales están obligados a importar. Favorecidos Una de las primeras beneficiadas es Albanesi, que puso en marcha este año una ampliación de u$s 100 millones en la central Modesto Maranzana, en Córdoba. La iniciativa, que según el cronograma del Gobierno estará finalizada en agosto del año que viene, contempla un aumento de 120 megawatts (Mw). La empresa contará con otro beneficio: podrá vender la nueva energía a un precio mayor al del resto del mercado, según establece el Servicio Energía Plus para los nuevos proyectos en el área. Ventajas similares recibirá el proyecto Río Turbio, una central termoeléctrica a carbón ubicada en la boca de la mina del mismo nombre, en Santa Cruz, que promete sumar 240 Mw al sistema. La obra demandará un desembolso de u$s 350 millones y será financiada por el Estado. La lista de proyectos que se podrían beneficiar con el régimen promocional es larga. Incluye a Ingentis, una sociedad entre Alejandro Ivanisevich, Pampa Holding –liderada por Marcelo Mindlin– y Chubut, que prevé una inversión de $ 1.240 millones; Pampa Holding, que contempla una inversión de $ 300 millones en la ampliación de Central Térmica Güemes (Salta) y un desembolso similar en la usina Loma La Lata, en la provincia de Neuquén, entre otros. En tanto, la resolución 257, publicada en el Boletín Oficial el 9 de este mes, amplía el régimen promocional a proyectos concebidos bajo la modalidad de fideicomisos. Las centrales de Campana y Timbúes (Santa Fe), la carta en la manga del Gobierno para amortiguar los problemas energéticos en un futuro mandato K, se construyen bajo esa modalidad. Los problemas en energía, que se insinúan desde la recuperación económica en la Argentina, quedaron en evidencia este invierno –las dificultades más grandes tuvieron lugar entre mayo y agosto–, cuando el intenso frío disparó el consumo en hogares y, ante la falta de mayor oferta, el Gobierno debió aplicar programas de racionamiento eléctrico a casi 5.000 industrias. También quedaron bajo el manto de los cortes countries, barrios privados y hoteles, entre otros.

 

Fuente: El Cronista

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.