Recomendaciones para ahorrar energía y dinero

Recomendaciones para ahorrar energía y dinero.

La energía es un recurso que utilizamos diariamente en nuestras empresas como en el hogar; sin embargo no todos nos detenemos a pensar acerca de la mejor forma de administrarla.

Una adecuada administración de la energía nos llevará a ser más eficientes en su utilización y de esta manera podremos ahorrar este recurso tan preciado dándonos como resultado, entre otras cosas un ahorro monetario y menor contaminación ambiental.

Una adecuada administración de la energía nos llevará a ser más eficientes en su utilización.

Es un compromiso de todos y es por lo tanto, un tema que interesa por igual a empresas, hogares, escuelas, gobierno, hospitales, etc.

Ponga en práctica estas sugerencias y podrá optimizar el consumo de energía eléctrica:

 

Heladera y Freezer

– Controle que la puerta cierre bien. Si el burlete está roto, cámbielo.

– Trate de abrirla sólo cuando es necesario y el menor tiempo posible. Abrir y cerrar la puerta muchas veces es sinónimo de desperdicio.

– Ubíquela alejada de las fuentes de calor. De colocarla entre paredes o muebles deje siempre un espacio mínimo de 15cm.

– Descongélela regularmente. El sobreconsumo comienza cuando la caja de hielo llega a un espesor de 5mm.

Descongélela regularmente. El sobreconsumo comienza cuando la caja de hielo llega a un espesor de 5mm.

– Enfríe completamente las comidas antes de colocarlas en la heladera. Nunca introduzca alimentos calientes.

– Nivele la heladera, ya que al estar desnivelada puede causar que los burletes se maltraten o deformen y la puerta no cierre correctamente. Puede nivelarla colocando un vaso con agua sobre la heladera, hasta que el agua se vea de forma horizontal.

– Limpie la parte trasera al menos dos veces al año.

– Si su refrigerador tiene más de ocho años de uso, conviene comprar uno nuevo.

 

Televisión y equipos electrónicos

– No mantenga encendidos innecesariamente televisores, decodificadores, cargadores, video juegos y equipos de sonido si no los está utilizando, ya que además de desperdiciar energía, sus equipos sufren un mayor desgaste.

– Encienda el televisor, el DVD o la radio sólo cuando realmente desee ver algún programa. (Recuerde que para oír música solamente, es mejor usar un radio, ya que éste consume menos energía).

– Reúna a los miembros de la familia ante un mismo aparato televisor cuando deseen ver el mismo programa.

– Mantenga bajos los niveles de iluminación en el lugar donde está instalado el televisor, así se evitarán los reflejos en la pantalla y ahorrará energía en iluminación. Puede usar un atenuador (dimmer) o lámparas de baja potencia.

– Use la función reloj programador (sleep-timer); de esta manera, el aparato se apagará en caso de que a usted lo venza el sueño antes de terminar de ver su programa.

 

Computadora

– No deje encendido innecesariamente el equipo cuando no lo esté utilizando, pues todos sus componentes estarán gastando energía (CPU, monitor, impresora, etc).

No deje encendido innecesariamente el equipo cuando no lo esté utilizando, pues todos sus componentes estarán gastando energía (CPU, monitor, impresora, etc).

– Si deja de utilizar la computadora por cierto tiempo, apague por lo menos el monitor, que es como dejar de usar una lámpara de 75 watts.

 

Iluminación

– Pinte de colores claros las paredes internas y techos de su casa ya que estos reflejan mejor la luz., así podrá utilizar lámparas de menor potencia para iluminar los ambientes.

– Controle toda la iluminación con células fotoeléctricas, sensores de movimiento o temporizadores.

– Use lámparas adecuadas para la iluminación de cada tipo de ambiente.

– Utilice iluminación dirigida para lectura, trabajos manuales, etc.

Use lámparas adecuadas para la iluminación de cada tipo de ambiente.

– Aproveche al máximo la luz natural.

– Evite encender lámparas en lugares que no está ocupando o que cuentan con suficiente luz natural.

– En espacios que requieren mantener encendidas más de 4 horas al día la iluminación, utilice lámparas LED (light emitting diode) que permiten un ahorro energético del 80% y duran hasta 10 veces más que los focos incandescentes.

– Limpie frecuentemente las lámparas.

 

Calefacción eléctrica

– En invierno, es importante mantener el calor de la vivienda.

En invierno, es importante mantener el calor de la vivienda.

– Evite las corrientes de aire que entran por puertas y ventanas, reducirá el uso de la estufa.

 

Termotanque

– Revise su termostato, éste deberá estar regulado a 45° o 50° grados centígrados.

– Un termotanque con sarro produce sobreconsumo.

– Verifique la integridad de la aislación del termotanque.   

 

Plancha

– Evite desperdicios de calor y el secado de la ropa con la plancha.

– Gradúe el termostato de su plancha de acuerdo al tipo de tejido que planchará.

– Utilícela a partir del momento en que la conecta. Desconéctela antes de concluir, aprovechará el calor remanente.

Junte una cierta cantidad de ropa para su planchado, así evitará desperdicios de energía con el encendido y apagado de su plancha.

– Nunca olvide su plancha enchufada, además de desperdiciar energía usted estará poniendo en riesgo su seguridad.

– Junte una cierta cantidad de ropa para su planchado, así evitará desperdicios de energía con el encendido y apagado de su plancha.

 

Aire acondicionado

– Mantenga las puertas y ventanas cerradas, evitará el ingreso de aire del exterior al ambiente climatizado.

– Limite el uso sólo a las dependencias que lo necesitan.

– Instale los equipos de aire acondicionado en circuitos eléctricos independientes con conductores (cables) y dispositivos de protección adecuados.

– El frío máximo no siempre es la mejor solución del entorno. No refrigere en exceso.

– Limpie periódicamente los filtros.

– Instale la unidad exterior de su aire acondicionado lejos del rayo solar directo y protéjalo con una lona o un toldo.

Instale la unidad exterior de su aire acondicionado lejos del rayo solar directo y protéjalo con una lona o un toldo.

– Para obtener el mayor provecho de la electricidad, mantenga la temperatura del termostato entre 22°C y 24ºC en verano y 18°C en invierno.

– Apague los aires acondicionados cuando exista una temperatura ambiente confortable o cuando las habitaciones vayan a estar desocupadas por más de una hora; si es posible apáguelo media hora antes de salir de ellas.

– Verifique que las ventanas y puertas sellen perfectamente, a fin de evitar una ganancia mayor de calor y el uso intenso del equipo de aire acondicionado.

– Revise el sistema completo dos veces al año, para ello solicite la ayuda de un técnico especializado. Un aire acondicionado con 2 o más años sin mantenimiento, consume el doble de energía eléctrica.

– Sustituya los aires acondicionados que cuenten con más de 5 años, por equipos de alta eficiencia o de tecnología inverter cuyos diseños tecnológicos permiten obtener un mayor rendimiento por un menor consumo de electricidad. Adquiera equipos con la más “alta relación de eficiencia energética” del mercado.

 

Lavarropas

– Efectúe los lavados cuando llegue a la capacidad máxima aconsejada por el fabricante. No sobrepase la capacidad máxima establecida.

– Para lavar poca ropa utilice el programa económico.

– Utilice la cantidad correcta de jabón para no tener que realizar más de un enjuague.

Evite utilizar agua caliente a menos que la ropa esté demasiado sucia. Además, asegúrese que el enjuague se haga con agua fría.

– Evite utilizar agua caliente a menos que la ropa esté demasiado sucia. Además, asegúrese que el enjuague se haga con agua fría.

– Use sólo el detergente indispensable, el exceso produce mucha espuma y esto hace que el motor trabaje más de lo necesario.

 

Aspiradora

– Los filtros sucios y los depósitos de polvo y basura saturados, hacen que el motor trabaje sobrecargado y reduzca su vida útil.

Los filtros sucios y los depósitos de polvo y basura saturados, hacen que el motor trabaje sobrecargado y reduzca su vida útil.

– Limpie o sustituya los filtros o depósitos, según sea el caso y use el accesorio adecuado para cada tipo de trabajo.

 

Instalación eléctrica

– Revise que en su instalación no existan puntos calientes o “fugas a tierra”; para comprobarlo, apague todas las luces, desconecte todos los aparatos eléctricos y verifique que el disco del medidor no continúe girando. Si lo hace, es necesario revisar la instalación. Recuerde que una “fuga” de corriente es una fuga de dinero. Si los interruptores diferenciales (disyuntores) se activan frecuentemente sin motivo aparente, es una señal de que existen fugas en su instalación eléctrica.

– Nunca conecte varios aparatos en un mismo contacto, ya que esto produce sobrecarga en la instalación y peligro de sobrecalentamiento; también provoca una operación deficiente, posibles interrupciones, cortos circuitos y daños a largo plazo.

Reemplace los interruptores a fusible por interruptores termomagnéticos adecuados.  

– En caso de corto circuito, desconecte inmediatamente el aparato que lo causó y todos los demás aparatos eléctricos, ponga en apagado (off ó cero) todas las llaves de las lámparas. Si la instalación de su casa tiene interruptor termomagnético o de pastilla, restablezca la corriente moviendo el interruptor a posición de apagado y, posteriormente, a la de encendido; si en vez de interruptor tiene una caja de fusibles, baje el interruptor general y cambie el fusible fundido. El aparato causante del corto circuito debe ser reparado por personal calificado antes de usarlo nuevamente.

– Jamás utilice monedas, alambres, papel de estaño o de aluminio en lugar de fusibles. Por protección, utilice siempre los fusibles adecuados.

– Reemplace los interruptores a fusible por interruptores termomagnéticos adecuados.  

– Si su casa tiene diferentes circuitos, conviene desconectarlos en periodos de vacaciones o en ausencias prolongadas.

 

El ahorro de energía en las empresas

La reducción de costos es un factor de gran interés para las empresas y el desperdicio de energía puede significar uno de los mayores costos. Una inadecuada administración de la energía puede ser el motivo de que una empresa no pueda competir adecuadamente en costos, con otras empresas del mercado, al pagar elevadas facturas de luz y combustibles.

Las principales formas de evitar el desperdicio de energía son crear hábitos de ahorro y la introducción de diferentes materiales que sean más eficientes en el uso de la misma. Por ejemplo:

– Apagar lámparas en lugares donde no se necesiten.

– Apagar aparatos eléctricos que no se estén utilizando.

– Revisar que no existan fugas en instalaciones eléctricas o de gas.

– Sustituir focos incandescentes por lámparas led.

Las principales formas de evitar el desperdicio de energía son crear hábitos de ahorro y la introducción de diferentes materiales que sean más eficientes en el uso de la misma.

– Instalar balastros ahorradores de energía.

– Mantener la eficiencia de sistemas de aire acondicionado.

– Utilizar controles de alumbrado.

– Utilizar controles de velocidad de motores.

– Mejorar la lubricación en maquinas.

– Utilizar aislamientos térmicos.

– Realizar mejoras a la combustión.

La introducción de productos, servicios o tecnologías con eficiencia energética representan una inversión que con el tiempo se recuperará y representará menores costos diarios durante mucho tiempo.

 

Motores eléctricos

La modernización de los procesos industriales ha tenido como consecuencia la utilización de equipo mecánico y eléctrico como son los motores, creando esto una repercusión en el consumo de energía eléctrica.

Aprovechando estas mismas tecnologías se debe considerar la posibilidad de mejorar la eficiencia en instalaciones de la industria por medio de los equipos y una medida técnica como lo es el factor de potencia. Estas medidas deben ser aplicadas a consecuencia de realizar un estudio energético y se tiene como una opción para el aprovechamiento de la energía.

El accionamiento de máquinas y equipamientos mecánicos por motores eléctricos es de gran importancia económica en la industria.

Alrededor del 70% del consumo de la energía eléctrica generada se debe al funcionamiento de los motores eléctricos. Son incontables los ejemplos de la aplicación de motores en la industria, el comercio, los servicios y el hogar. El accionamiento de máquinas y equipamientos mecánicos por motores eléctricos es de gran importancia económica en la industria.

El ahorro de energía comienza desde la selección apropiada de los motores. Siempre hay uno adecuado a las necesidades que se tienen, tanto en lo que respecta a su tipo, por condiciones ambientales de operación, por condiciones de arranque o regulación de velocidad, así como por su tamaño o potencia. En el accionamiento de motores de inducción jaula de ardilla, se encuentran importantes oportunidades de ahorro de energía debido al avance en el diseño y construcción de motores de alta eficiencia.

 

¿Qué es un motor eléctrico de alta eficiencia?

Un motor eficiente es aquel que transforma prácticamente toda la energía eléctrica que consume en energía mecánica útil en el eje del motor.

Para mejorar la eficiencia de un motor eléctrico fue necesario optimizar su diseño y manufactura, construyéndolos con materiales de mayor calidad, como se señala a continuación:

– Utilización de acero con mejores propiedades magnéticas.

– Reducción de la distancia del entrehierro.

– Bobinado de mayor calidad del cobre.

– Utilización de ventiladores y sistema de enfriamiento más eficientes.

– Mayor vida útil del aislamiento y de los rodamientos.

El resultado ha sido, motores de alta eficiencia y por lo tanto una reducción de los costos de operación por el ahorro del consumo de energía eléctrica y de la demanda máxima.

El resultado ha sido, motores de alta eficiencia y por lo tanto una reducción de los costos de operación por el ahorro del consumo de energía eléctrica y de la demanda máxima.

 

 

Información relacionada

Más artículos sobre eficiencia energética

Crece la tendencia mundial del bajo consumo de energía

¿Existe algún reemplazo de bajo consumo para las lámparas dicroicas?

 

 

Fecha de publicación del artículo original: 6/12/2007

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *